Héroes anónimos

Celia Candiotti

"Aprendí desde niña el amor por mi prójimo y lo llevo en mi corazón; la felicidad de las personas a quienes sirvo me hace sentir feliz y me sigue motivando a seguir adelante en mi trabajo"

Viernes, 14 de agosto 2020 6:31 pm
hace 6 meses
PorWorld Vision en Perú

Hace 11 años Celia brinda protección y seguridad a su comunidad en Ayacucho pues trabaja como serenazgo en la Municipalidad Provincial de Huamanga. “Elegí mi trabajo porque me da oportunidad de ayudar a las personas que se encuentran en situación muy difícil y de riesgo por la delincuencia, la violencia familiar, pandillaje, entre otros. Este trabajo me hace sentir útil en la sociedad y poder ayudar  me llena de alegría y mi corazón es feliz”, relata Celia.

Su corazón es solidario y sus acciones lo demuestran; su labor como voluntaria ayuda a que el equipo de World Vision en Ayacucho tenga conocimiento de situaciones críticas y vulnerables de personas que necesitan ayuda y así se les pueda poder brindar apoyo y bienestar. Sin embargo, Celia no se conforma y sabe que hay mucha necesidad, por ello, brinda apoyo en otros  aspectos como en lo emocional, que tanto necesitan las familias más humildes.

“Desde muy joven siempre he estado dispuesta a realizar acciones humanitarias sin esperar nada a cambio, solo por ver el bienestar de mi prójimo. Como cristiana, siempre estoy abierta a servir a los demás, y hoy más que nunca realizó visitas a las familias que tienen diagnóstico de COVID 19, y si está en mis manos servirlos lo hago con mucho amor y voluntad”.

La vocación de Celia no tiene descanso, ella siempre se acude al llamado de cualquier institución, donde apoya y muchas veces consigue  donaciones. “Los vecinos de buen corazón de mi querida Huamanga muchas veces donan para las familias que lo necesitan y yo veo la forma de llevarlos hasta los hogares de cada familia”, dice Celia y eso habla de su compromiso como profesional y también como persona.

“La educación que mis padres me brindaron, me sirve como base y principio para actuar de buena fe y tratar en lo posible apoyar a quienes lo necesitan. Aprendí desde niña el amor por mi prójimo y lo llevo en mi corazón; la felicidad de las personas a quienes sirvo me hace sentir feliz y me sigue motivando a seguir adelante en mi trabajo”, asegura Celia.

“Conocí a World Vision cuando compartí estudios de seguridad ciudadana con una colaboradora, ella me habló acerca del trabajo y es así como me uní para apoyar con atención de casos de violencia familiar y ayuda humanitaria para familias vulnerables.  Desde un principio me agradó la actitud de los trabajadores, la amabilidad y la voluntad que le ponen a sus trabajos y aprendí mucho de  los cuidados que debo tener y cómo atender a las personas”.

El trabajo colaborativo entre instituciones de desarrollo como World Vision y #HeroínasAnónimas comprometidas como Celia,  permite formar personas capacitadas y conocedoras de los objetivos de bienestar y desarrollo que deben tener las niñas, niños, adolescentes y personas más necesitadas.

Tags: ayuda humanitaria seguridad ciudadana héroes anónimos
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Ayuda se distribuyó en las regiones de Lima, La Libertad y Ayacucho
Analy de 16 años y participante de la red de líderes juveniles Analit, pide a los niños, niñas y adolescentes que “no se dejen maltratar”.
Esta ayuda se viene materializando mediante un proyecto que les otorga microcréditos para cubrir sus gastos de certificación profesional
Nicole de la región Áncash e integrante de la red de líderes juveniles Analit considera que “nada justifica” actos de violencia contra los niños
Mujeres voluntarias dedican su tiempo y esfuerzo para brindar alimentos calientes a niños y familias migrantes
World Vision Perú y USAID brindan asistencia alimentaria, soporte psicológico y apoyo a población migrante venezolana y población local vulnerable
Resulta clave conocer pautas que nos permitan explicar a los niños, niñas y adolescentes las implicancias que tiene para el entorno familiar el hecho de que un familiar cercano haya contraído el Covid-19
Fredy de 14 años, de la región Cusco, quiere ser médico para ayudar a la gente y “salvar vidas”
A nuestros socios, donantes y población en general
El psicólogo Daniel Yépez sostuvo que generar empatía es primordial para llegar a los adolescentes y convencerlos de que deben cuidarse del nuevo coronavirus.