Blogs

Cómo educar sin castigar ni humillar

Habilidades que puedes desarrollar para criar con ternura

Martes, 30 de enero 2018 1:34 am
hace 2 años
PorWorld Vision

Educar sin castigar, para muchas personas, podría referirse simplemente al título de un libro o de un reportaje de televisión. Es probablemente para ellos casi una utopía porque crecieron bajo un entorno emocional violento y recuerdan su infancia marcada por sufrimiento, dolor y miedo. En algunos casos seguramente bajo un modelo de crianza con prácticas que se transmitieron de generación en generación. Sin embargo, la buena noticia es que la crianza es terreno fértil de transformación cultural.

via GIPHY

Educar sin castigar es posible

La niñez clama por el derecho a recibir un cuidado y una educación libres de violencia y plenos de ternura. Para ello, existen algunas habilidades que puedes desarrollar:

ESCUCHAR: utilizando todos los sentidos, sin interrumpir, sin juzgar y poniéndose en el lugar de la otra persona.

 

DECIR: lo que realmente uno desea decir, a la vez que desarrolla la capacidad de escucharse a uno mismo y confrontar lo que se dice con lo que uno realmente desea decir.

 

TOCAR: se trata de desarrollar la capacidad de interactuar con el cuerpo de otros por medio del tacto más allá de la caricia sexualizada.  La caricia como experiencia profunda de amor familiar entre las personas que se quieren y se encuentran.

 

El abrazo y la caricia a un ser humano legítimo no debe darse ni recibirse como premio a un comportamiento determinado ni como instrumento de manipulación de conductas. Es solo un encuentro de amor y cariño.

 

SENTIR: desarrollar la habilidad de generar empatía y comprensión. Esto posibilita el consuelo y la resiliencia de los niños.

 

ACEPTAR: para  convivir en medio de las diferencias y la diversidad.

 

ACOMPAÑAR: que tan presentes estamos para los niños y niñas y adolescentes, en cuya relación y ambiente se reemplaza el concepto de disciplina o castigo con el de guía y cuidado

 

Criar con ternura no es una crianza permisiva, en la que el niño o la niña puede hacer lo que se le antoje. Por el contrario, se promueven acuerdos de convivencia que deben construirse y asumirse con responsabilidad.

 

Cuando alguna de las partes quiebra alguno de los acuerdos, ya sea la persona cuidadora o el niño o la niña, tal hecho debe aprovecharse como una oportunidad educativa. Es decir, se interviene para definir no solo las consecuencias del incumplimiento, sino también las maneras más apropiadas de restituir los daños. Pero vale destacar que nunca se utiliza la violencia para castigar o corregir el incumplimiento de los acuerdos mutuos. Así, tanto las personas adultas que cuidan como las niñas y los niños que son cuidados son responsables de respetar el marco de los acuerdos para que la crianza siga su curso en equilibrio y armonía.

 

Si los padres desarrollan estas habilidades, educar sin castigar dejará de ser solo una idea y formará parte del cotidiano vivir de las familias.

¿Ya conoces a los Amigos Solidarios quienes ayudan a implementar escuelas de ternura?

 

Tags:
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
“Yo era de pocos amigos, no me gustaba hablar tanto. Si estaba en desacuerdo con algo no era capaz de manifestarlo, pero gracias a ANALIT ahora me expreso sin temor. Perdí el miedo a equivocarme”.
84% de los niños y niñas migrantes provenientes de Venezuela reportan el deterioro del ingreso familiar para comprar comida.
La ONG World Vision Perú logrará beneficiar a 11 500 personas de Lima y Callao, que sufren la crisis económica causada por la pandemia del nuevo coronavirus.
“Creo rotundamente que la base para un país mejor está en la educación".
Ermes trabaja para transformar las vidas de muchas niñas, niños y adolescentes peruanos y velando por su protección
Ver a tantos bebés indefensos que muchas veces no tienen ni para comer, me preocupa como madre porque veo reflejados en ellos a mi hija.
Nuestra directora ejecutiva, Sandra Contreras, en Canal N
"La idea no solo es enseñar, sino brindar oportunidades a los más vulnerables, como las personas con habilidades diferentes".
Pobladores de comunidad shipibo-conibo de Cantagallo recibieron artículos de higiene para proteger su salud ante el COVID-19
"Me mantuve firme a lo largo de estos años por la certeza de que Dios camina siempre a mi lado. Me siento profundamente agradecida por la vocación que me fue dada”.