Historias y Testimonios

“Con mis libros, yo leo mientras paseo a mis ovejas”

César está en sexto grado de primaria y está feliz de usar los cuadernos de autoaprendizaje que le entregó World Vision Perú.

Jueves, 29 de abril 2021 11:32 am
hace 7 meses
PorWorld Vision en Perú

César tiene 11 años y vive en una comunidad de la región Cusco. Como miles de escolares de las zonas rurales del Perú, combina sus actividades educativas con algunas labores del hogar.

“Cuando me levanto, salgo a correr, después arreo a mis ovejas. Luego ayudo a mi mamá. Salgo a traer leña, doy pasto a mis cuyes y conejitos”, cuenta el estudiante de sexto grado de primaria.

Él tuvo dificultades para acceder a la educación remota, que se implementó por las restricciones de la pandemia, en 2020. Aunque para muchos resulta algo cotidiano, existen familias como la de César que no tenían radio, televisión ni celular para acceder a las clases del programa Aprendo en Casa.

Afortunadamente, luego de algunos meses un tío les prestó una radio a pilas para que él y sus dos hermanos menores puedan estudiar y así no pierdan el año escolar.

“Yo estudiaba escuchando radio, no teníamos celular. Conversábamos de las plantas medicinales, las que curan, con mi mamá y mi abuelita. Los que están en la radio hablan muy rapidito, no entendía”, precisa César.

Pero todo cambió cuando uno de sus cuatro hermanos mayores volvió a casa y les prestó su celular para que estudien. Su profesor le dijo que descargue el aplicativo Booksmart, que World Vision Perú implementó como parte del programa Crece Lee. Así, pudo leer varios libros.

Los meses pasaron y su hermano mayor se tuvo que ir de la casa y nuevamente se quedaron sin celular. Pero eso no detuvo las ganas de César; su profesor le dio libros de la ludobiblioteca y él se iba a pastar sus ovejas mientras leía. A su retorno, le contaba a su familia lo que había aprendido.

Pero el día que más lo llenó de alegría fue cuando recibió los cuadernos de autoaprendizaje “Magicaventuras” que World Vision y los docentes locales realizaron para que ningún niño o niña de la comunidad deje de estudiar.

“World Vision me dio los libros Magicaventuras, que tiene cuentos y pude responder las preguntas. Con mis libros, yo leo y trabajo. Leyendo bien y después pensando. Lo que yo sé, yo lo hago, ahí aprendí de los signos, los puntos y las tildes”, resalta.

Este año, el Ministerio de Educación les entregó una tablet para que puedan seguir las clases virtuales y World Vision seguirá brindándoles todo el apoyo para que tengan las mejores condiciones y seguridad para hacerlo. Sin duda, es el premio a su esfuerzo.

Tags: educación niñez World Vision Perú Cusco Magicaventuras
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Se presenta resultado de encuesta, realizada en todo el país, con opiniones y preocupaciones de más de 11,000 niñas, niños y adolescentes.
Se les dio subvenciones económicas y microcréditos para colegiarse y reinsertarse en el mercado laboral formal para el bienestar de sus familias.
La profesora Nancy resalta la importancia de los talleres de crianza con ternura dirigido a las madres y padres para erradicar la violencia infantil.
Lineth, lideresa de la Red ANALIT, se suma a la campaña “Yo no crío con violencia, yo lo hago con ternura” para erradicar todo tipo de abuso infantil.
Todos debemos promover el derecho a una crianza con ternura en el marco del Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.
Elva tiene dos hijas en edad escolar y confiesa que se da tiempo para jugar con ellas en sus ratos libres. Les lee cuentos antes de que se vayan a dormir.
Solo en el 2021 se reportaron más de 38 mil denuncias por violencia infantil. “Yo no crío con violencia, yo lo hago con ternura” busca generar conciencia y promover la crianza con ternura como alternativa positiva frente a este problema
Lucero recibió un capital semilla del taller Youth Ready para la venta de ropa en las ferias de Ayacucho y las redes sociales.
Jairin llegó al Perú con sus cinco hijos en 2020 y está agradecida por el apoyo económico que recibió para alimentar a su familia.
Angely está en segundo año de secundaria y se siente orgullosa de ser una lideresa juvenil de la Red ANALIT