Historias y Testimonios

“Estoy cumpliendo mi sueño de tener mi propio negocio”

Lucero recibió un capital semilla del taller Youth Ready para la venta de ropa en las ferias de Ayacucho y las redes sociales.

Domingo, 31 de octubre 2021 11:24 am
hace 6 meses
PorWorld Vision en Perú

Lucero tiene 20 años y desde hace tres estudia educación inicial. A diferencia de sus compañeras y otras jóvenes de su edad, paralelamente trabaja vendiendo ropa americana los fines de semana, en diversas ferias urbanas de Ayacucho. De esta manera, ayuda a cubrir los gastos del hogar y los de su carrera.

La estudiante vive con su mamá, quien es profesora de primaria de profesión, pero se dedica a la venta de bisutería, colonias y otros productos por catálogo. Sus tres hermanos menores (dos varones y una mujer) completan su familia. Ellos continúan con su educación escolar de manera remota.

La joven ayacuchana revela que como muchas personas se vio afectada económicamente por las restricciones de la pandemia del Covid-19. Se prohibieron la organización de ferias en su región, como en el resto del país, para evitar los contagios del coronavirus. Además, su mamá dejó de trabajar como docente.

Confiesa que invirtió sus ahorros en la recuperación de su mamá, pues se contagió de Covid. Incluso pidió adelantos de sueldo en el empleo que consiguió en una tienda. No todo fue malo en el 2020, ya que recibió la invitación para participar en el taller Youth Ready de World Vision Perú, que brinda habilidades para la vida y el trabajo.

“Gracias a World Vision estoy cumpliendo mi sueño de tener mi propio negocio. Gasté todos mis ahorros en la recuperación de mi mamá y ya no tenía mercadería para vender, pero en agosto de este año me dieron un capital semilla. Pude comprar ropa americana y ahora he vuelto a vender en las ferias”, comenta.

Lucero también destaca que como parte de las clases de Youth Ready aprendió la importancia de la atención a los clientes, estrategia de ventas y usar las redes sociales como plataformas alternativas para la promoción de sus productos. Tiene cuentas en Instagram y Facebook para ofrecer sus prendas.

Tan involucrada está con el negocio de la venta de ropa, que aceptó la invitación de participar en el curso de corte, confección, costura y tejido que organiza la Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo de Ayacucho, con apoyo de World Vision Perú. Aprendió a usar las máquinas de coser, remalladoras y recubridoras.

“Mi nueva meta es tener una tienda de ropa nueva diseñada por mí. Todo lo que he estoy aprendido en el curso me sirve porque a veces tengo que arreglar algunas prendas”, destaca esta emprendedora. No solo quiere concluir su carrera de educación, sino tener una cadena de tiendas en Ayacucho y en todo el país.

Tags: World Vision Perú Ayacucho Emprendimiento Youth Ready
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Como parte de las acciones en beneficio de la niñez, la ONG internacional ha emprendido una campaña de recaudación de fondos para ayudar a más 400 niñas, niños y adolescentes del quintil más pobre del país
Cada día, más personas abandonan Venezuela en busca de un mejor lugar para ellos, sus familias, sus hijos. World Vision Perú ha emprendido una estrategia de respuesta ante esta crisis humanitaria
La salud mental de las mamás también importa: influye en el desarrollo y crecimiento de los hijos e hijas. Aquí algunas recomendaciones para este domingo, además del tradicional saludo.
San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de Lima, es una de las zonas de intervención del proyecto de la ONG World Vision Perú que beneficia a las madres voluntarias de las ollas comunes y a los niños de la zona.
El proyecto beneficiará a una de las zonas más vulnerables de la región con mayores casos de malaria y dengue. Apoyo de la ONG internacional sumará actividades de educación, emprendimiento y empleabilidad, y protección de la niñez
Nailibeth vive en Lima y está gratamente agradecida por el apoyo que le han brindado a ella y a sus dos pequeñas niñas a través del componente Hot Meals.
Las familias y maestros deben escuchar a los escolares para conocer sus preocupaciones y cómo pueden ayudarlos.
Madres de familia demuestran que la solidaridad no conoce de fronteras, pues brindan almuerzos a migrantes en comedores populares de Lima, La Libertad y Tumbes
Mariannys vive en la región de Tumbes y agradece el apoyo que le han brindado a ella y a su familia a través del componente Hot Meals.