Historias y Testimonios

“Gracias a World Vision mi hija puede sociabilizar con otros niños”

Niñez migrante prospera en los Espacios amigables de Tumbes

Martes, 26 de marzo 2019 9:45 am
hace 2 años
PorWorld Vision

La crisis migratoria de Venezuela afecta a miles de familias enteras que  abandonan su país natal en busca de un mejor futuro, sobre todo para los más pequeños. Tal es el caso de la familia de Oswaldo, de 39 años, que tiene a su cargo a su esposa Maritriny (32 años) y a sus hijos Andrés (15 años) y Andrea (5 años).

La familia llegó a Tumbes un 10 de agosto y casi dos meses después se trasladaron a la zona de Corrales, donde luchaban por conseguir el dinero suficiente para subsistir. “Al comienzo no fue fácil mantenerse y buscar un trabajo. Tenemos una niña de tan solo 5 años de edad y lo que me motiva día a día es mi familia, es por ellos que salí de Venezuela y sigo trabajando por su bienestar”, nos cuenta Oswaldo.

Este padre luchador cuenta que su pequeña Andrea es una niña que le gusta sociabilizar con otros menores y siempre busca mantener lazos amicales con distintos niños. “Andrea es mi tesoro. Ella es muy inteligente, dulce, alegre, cariñosa y colaboradora. Le gusta compartir con otros niños”, precisa Oswaldo.

Con los ojos brillosos mientras habla de su hijita, a quien describe como una pequeña “divertida y risueña con una sonrisa encantadora que siempre muestra a todos”, Oswaldo señala que la labor de World Vision fue vital para que Andrea puede desenvolverse mejor ante sus pares, a pesar del trauma psicológico que significa para un infante dejar su país.

“Cuando Andrea llegó por primera vez al espacio amigable de Corrales lo primero que le encantó fueron las muñecas y desde entonces no ha dejado de ir y compartir con sus amigos. De esta manera, World Vision le abrió puertas para que ella pueda interactuar con niños peruanos y venezolanos de la zona”, aseguró.

Ahora ya con casi ocho meses residiendo en Perú, Andrea busca también que cada niño nuevo que ingresa al espacio amigable de Corrales se sienta a gusto. Ella ofrece su amistad a los niños ya que es consciente de que ella pasó por la misma situación.

Actualmente, ella está cursando su último año en el jardín de niños y es allí donde ella ha hecho nuevas amistades y está muy contenta. “Tengo dos maestras en el colegio y muchos amigos, ya pronto celebraré mi cumpleaños y quiero compartir con ellos, pero también deseo compartir con mi maestra de World Vision. Tengo muchas dudas y decisiones que tomar, pero estoy feliz”, afirma Andrea muy sonriente.

Tags: Venezuela Inmigración Tumbes World Vision Perú
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
A nuestros socios, donantes y población en general
El psicólogo Daniel Yépez sostuvo que generar empatía es primordial para llegar a los adolescentes y convencerlos de que deben cuidarse del nuevo coronavirus.
• Más de 1000 millones de niños experimentan violencia cada año, con un costo económico de entre US$2 y US$7 billones anuales.
Padres y cuidadores deben saber reconocer signos de alerta y adoptar medidas para ayudar a los más pequeños
Lideresa juvenil de Ayacucho señala que el sacrificio y la responsabilidad son bases para lograr nuestros objetivos
Ángela de la red de líderes juveniles de Trujillo, decidió estudiar Trabajo Social
Con el objetivo común de despertar la esperanza para el 2021, Vitae lanzó la canción “La Bendición Unidos” junto a Cáritas y World Vision
Leydi Milagros afirma que proceso de liderazgo que promueve World Vision Perú es de gran ayuda para niños y adolescentes
María Elena afirma que con ayuda de World Visión Perú siguen aprendiendo en comunidades alejadas del Cusco
World Vision Perú se suma a estrategia del Gobierno para ampliar acceso a la educación en zonas alejadas