Historias y Testimonios

LA PERSEVERANCIA DE NIKCOLE EN BUSCA DE SUS SUEÑOS

Crianza con ternura cambió la vida de niña ayacuchana y de su madre

Viernes, 13 de noviembre 2020 6:11 pm
hace 5 meses
PorWorld Vision en Perú

En su casa rodeada de molles, tunas y flores, ubicada en una comunidad del distrito de Quinua, Nikcole a sus cortos 10 años se esfuerza para distribuir su tiempo entre sus estudios y su afición por el canto, porque está convencida de que solo la perseverancia la conducirá a hacer realidad sus sueños: ser una gran abogada y una cantante famosa.

Su afición por la música la ha motivado a componer una canción con la que busca inculcar en los padres y en los propios niños de su comunidad, los cuidados que deben tener para convivir en una situación de emergencia sanitaria nacional como la que estamos viviendo.

La perseverancia es parte innata de Nikcole y su madre, que tuvo que criar sola a su hija, por lo que tuvo que convertirse en el único sustento económico y emocional de su familia.

La ternura que cambió sus vidas

Si bien la vida de Nikcole y de su madre parecen estar encauzadas, ellas superaron muchos desafíos gracias a su esfuerzo y al apoyo que recibieron del programa “Crianza con Ternura” de World Visión Perú, del que están muy agradecidas.

La niña recuerda que desde siempre le gustó cantar. “Desde que era muy pequeña me gustaba cantar, pero tenía mucho miedo de no hacerlo bien y de que todos se burlen de mí. Tampoco me gustaba leer porque me era difícil aprender y mi mamá no tenía tiempo porque debía irse a trabajar y no podía escucharme ni enseñarme”, afirma.

Ello generó inseguridad en Nikcole, sin embargo, fue superado gracias al programa Crianza con Ternura al que su madre tuvo la oportunidad de asistir. Lo bonito de este programa es que además es replicado por voluntarias comunitarias en sus comunidades y han logrado comportamientos positivos entre padres e hijos.

“Un día llegó World Vision e invitó a mi mamá a asistir a los talleres de Crianza con Ternura. Esto ayudó para que mi mamá tuviera palabras bonitas hacia mí y me apoye en lo que me gusta hacer; la música”, recuerda Nickole.

“Nunca más me volví a sentir sola”

Ruth, madre de Nikcole, recuerda que “ser madre soltera no es bien visto en mi comunidad, me criticaban y sentía vergüenza; incluso a veces llegaba a llorar”.

Afortunadamente, en el 2012 World Vision llegó a su comunidad para ayudar a niñas y niños vulnerables para que sean beneficiarios de sus programas. “Desde ese día nunca más volví a sentirme sola; sentía que alguien más se preocupaba por mi hija y también por mí”, rememora Ruth.

Señala que los talleres de Crianza con Ternura transformaron su vida y la de su hija, y gracias a ellos se siente acompañada, apoyada, escuchada y aprendió a expresar el cariño a su hija y entender que ella era y es su “motor y motivo.

Sueños alcanzables

Mientras tanto, en medio de la pandemia, Nikcole señala que no persistirá hasta hacer realidad sus sueños: ser cantante y una buena profesional. “Quiero ser una gran abogada para ayudar a los niños, para que no sufran maltratos, abandono ni violencia”, dice.

También espera que pronto superemos la emergencia sanitaria nacional que vivimos a causa de la pandemia del Covid-19. “Cuando pase esta pandemia quiero hacer un viaje con mi mamá, además de tocar la guitarra y volver a la escuela como antes”, dice.

Nikcole y Ruth reiteran su agradecimiento a World Vision: “Gracias por haber llegado a nuestras vidas, sabemos que es parte de nuestras vidas y de nuestro cambio. Aquí en nuestra comunidad todos nos sentimos felices con esta organización, es una bendición”, mencionan.

Tags: crianza con ternura niñez protección transformación World Vision Perú
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Daniel Yépez, coordinador de Educación de World Vision Perú, dio a conocer su punto de vista sobre cómo se está desarrollando la educación remota en el país en el marco de la pandemia.
Cinthia le da gracias a World Vision por haberle entregado este dispositivo móvil para recibir sus clases remotas en Ayacucho
Hostigamiento, insultos electrónicos y ciberamenazas fueron reportados a la plataforma noalacosovirtual.pe del MIMP, por 110 adolescentes entre 12 y 17 años, en el 2020.
Marlene Arroyo, directora de incidencia en política pública y movilización de World Vision Perú, recalca que se tiene que educar a niñas, niños y adolescentes desde una perspectiva del diálogo y empatía basados en el respeto y el amor.
César está en sexto grado de primaria y está feliz de usar los cuadernos de autoaprendizaje que le entregó World Vision Perú.
Un total de 120 inscritos participan de las capacitaciones que se realizan de manera virtual
Daniel Yépez, coordinador de educación de World Vision Perú, destaca que las víctimas tienen el riesgo de sufrir enfermedades físicas, mentales y tener adicciones en su vida adulta.
Contienen útiles escolares, libros de comprensión lectora y otras herramientas para las clases remotas
Kevin está en segundo de secundaria y comparte su dispositivo móvil con tres de sus hermanos en la región Ayacucho
“Dios siempre ha estado con nosotros; a pesar del trabajo duro y malos ratos que he pasado, siempre ha estado presente. Estoy muy agradecida con él y con ustedes que llegaron a mí”