Historias y Testimonios

“Le doy gracias a World Vision por darnos consejos de cómo criar a nuestros hijos, tenemos que ser cariñosos y comprensivos”

Héctor está feliz porque le dieron una tablet a su hija de 12 años, a quien cuida solo, para que pueda recibir su educación remota.

Viernes, 18 de junio 2021 5:36 pm
hace 2 meses
PorWorld Vision en Perú

Héctor tiene 29 años y vive en una comunidad rural de la región Ayacucho. Desde el año pasado, está al cuidado de su hija Liz Melissa. Comparte las labores del hogar con las del campo, pues por estos días cuida su cultivo de papa para tener una buena cosecha en los próximos meses.

A pesar de las dificultades económicas por la pandemia del Covid-19 y la falta de implementos tecnológicos para la educación remota de su hija, nunca se dio por vencido. Con la ayuda de World Vision Perú, pudo sacarla adelante y está con el ánimo al tope.

“Tuve dificultades económicas, no se podía ir a comprar a Huamanga por las restricciones que había. Solo yo tenía celular y mi hija me esperaba todas las noches para hacer sus tareas, pero salimos adelante”, comenta tras indicar que está feliz de haber recibido los talleres de crianza con ternura.

“Le doy gracias a World Vision por darnos consejos de cómo criar a nuestros hijos, tenemos que ser cariñosos y comprensivos”, dice Héctor. Su familia es beneficiaria del proyecto especial de educación de las niñas de Renacer, que busca mejorar la calidad educativa de la niñez en situación de vulnerabilidad a través del emprendimiento de la crianza de animales.

“Nos han dado gallinas para criar, así podemos alimentarnos y vendemos una parte para comprar lo que necesitamos en la casa”, resalta este padre de familia, quien está orgulloso de ser el responsable de la crianza de su hija adolescente.

Ahora, ella ya cuenta con las herramientas necesarias para seguir su educación virtual. “World Vision me dio una tablet y útiles escolares para estudiar y hacer mis tareas. Además, desde el año pasado me apoyan con una profesora para reforzar las clases que recibo del colegio. Estoy muy agradecida por toda la ayuda que me dan”, precisa la adolescente, quien cursa el sexto grado de primaria.

La escolar también confiesa que comparte sus estudios con las tareas del hogar. Da de comer a sus animales de corral como gallinas y chanchos. Está contenta de ayudar en casa y de tener lo necesario para continuar con sus estudios.

Héctor y su hija Liz Melissa son un ejemplo que se debe imitar. Pese a las dificultades de la vida, no se dan por vencidos. Saben que si están unidos, podrán cumplir los sueños que se han trazado. Por todo ello, le deseamos un ¡Feliz día del padre!

Tags: World Vision Perú Ayacucho Crianza con ternura Día del padre
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Las madres y padres deben conversar con sus hijas e hijos para prevenir los contagios del Covid-19 por el retorno a clases semipresenciales en los colegios.
Luis Ángel está contento de haber vuelto a clases semipresenciales y resalta que con el aplicativo BookSmart de su tablet puede leer cuentos digitales.
World Vision Perú y la Municipalidad Distrital de Ccatcca unieron esfuerzos para brindarles conectividad y acceso a la educación remota virtual.
Rocisela resalta la importa de la consulta nacional "Voces de las niñas y los niños en el Bicentenario" para que ellas y ellos puedan opinar sobre las políticas públicas que las y los involucran.
Jhon está contento con este equipo tecnológico que le entregó World Vision Perú y resalta que lee los cuentos que tiene la aplicación BookSmart.
Nick es de la región Áncash y resalta que el mejor regalo por el Día del Niño es tener un equipo tecnológico para estudiar.
Se busca que niñas, niños y adolescentes del país participen de esta iniciativa para conocer sus opiniones sobre sus prioridades y necesidades.
Matías es de la región Ayacucho y resalta la importancia de la red de líderes que promueve World Vision Perú en el país.
Niñas, niños y adolescentes son actores protagónicos en el país; ciudadanos con derechos a la protección, educación de calidad y participación en asuntos que les afectan.
Anali participó de los talleres de Youth Ready y recibió capital semilla para impulsar su negocio de venta de ropa. Ahora piensa abrir un taller de confecciones.