Héroes anónimos

Lisbeth, profesora de vocación

“Creo rotundamente que la base para un país mejor está en la educación".

Lunes, 6 de julio 2020 3:46 pm
hace 3 semanas
PorWorld Vision en Perú

¡Soy docente por vocación!, dice orgullosamente Lisbeth, quien desde muy pequeña mostraba mucho entusiasmo y ganas de estudiar cuando veía por su ventana que niños de su edad iban a sus colegios. De ese recuerdo ya han pasado más de 40 años y hoy, a sus 56 años, no solo sigue viendo a la educación con pasión sino la transmite a muchos adolescentes de la I.E “Libertador San Martín – Recuay” en Ancash.

“Empecé a estudiar cuando tenía 12 años, antes no tuve la oportunidad. Pero desde ese momento jamás tuve una falta y una tardanza a mi escuela. En mi cabecita siempre tenía presente que si no estudiaba no sería nada en el futuro. Puse mucho de mi parte al estudiar mañana, tarde y noche”

Lisbeth siempre tuvo bien claro que para conseguir el éxito, tenía que ser disciplinada. Desde muy pequeña anheló ser una gran profesional y su sueño siempre fue uno solo, enseñar y brindar el derecho de todo niño: una educación de calidad.

 “Creo rotundamente que la base para un país mejor está en la educación. Por eso seguí ese camino y con mucho esfuerzo me convertí en maestra, profesión que me ha dado gratas experiencias,  alegrías y muchos aprendizajes pues constantemente me sigo preparando”. Ahora Lisbeth es maestra tutora y profesora de Educación para el trabajo, curso que busca formar  jóvenes líderes que no solo sean profesionales, sino emprendedores e innovadores buscando su bienestar y el desarrollo de toda su comunidad. Por ello, cuando conoció el trabajo de World Vision se sintió muy identificada.

“Conocí a World Vision cuando llegaron al colegio donde enseño en el 2008, al escuchar la información me interesé mucho y sabía que en Recuay se necesitaba ese apoyo. Un día fui a su oficina para conversar sobre temas de mi interés y conocí mucho más de su trabajo. Desde allí mi visita a la oficina era casi siempre“

Desde ese momento la relación de World Vision con Lisbeth ha sido en beneficio de las niñas, niños y adolescentes. Las capacitaciones, talleres y cursos que recibió le enseñaron a velar por sus estudiantes más allá de las aulas, a capacitar a los padres sobre la crianza con ternura y practicarla también en su vida personal; pero sobretodo, lo aprendido lo pone en práctica en las Escuelas en familia, donde habla sobre los derechos y deberes de los adolescentes, incidiendo en su actuar.

“Agradezco de todo corazón a World Vision por su apoyo desinteresado en bien de los niños, niñas y adolescentes porque más allá de las capacitaciones y materiales que nos brinda, la calidez de su equipo de trabajo me hace sentir como si fuera de la familia de World Vision” dice Lisbeth.

Su labor profesional no solo se queda en el aula, su sacrificio y dedicación por la educación de Áncash ha dado frutos al haber ganado el concurso “Crea y emprende” en los años 2015, 2016, 2017 y 2019 a nivel provincial. “Sentí a mis estudiantes emocionados y felices con ese logro, lo que me inspiró a continuar. El mayor logro más que ganar el concurso fue que abrí el paso para que mis alumnos participen activamente en dichos concursos” relata Lisbeth.

La cuarentena ha cambiado muchas cosas en la labor diaria de esta #HeroínaAnónima. “Tomé la decisión de utilizar los canales donde mis alumnos están y crear grupos en facebook y WhatsApp y realizamos tutoriales, videos y audios interactivos captando su atención” cuenta Lisbeth. Su primer proyecto en este contexto ha sido la confección de mascarillas en tela jeans y ha sido un éxito, casi el 100% de sus estudiantes han participado.

Su visión innovadora, su sacrificio y su valentía para reinventar sus enseñanzas hacen que Lisbeth, como muchos profesores peruanos, sean los #HéroesAnónimos de la educación. Celebrémoslos hoy en su día y valoremos su esfuerzo y compromiso

Tags: educación niñez Docentes cuarentena héroes anónimos
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
“A mí siempre me enseñaron a compartir, cuando era niño mi padre me llevaba con él a dar comida a ancianitos en el Rímac y no me aburría, me encantaba hacerlo”
"Cuando llegas a ver la necesidad, tu sientes el compromiso de ayudar a los niños y buscar apoyo para ellos”
“La Red ANALIT hace que nosotros podamos dar nuestra opinión libremente y respetar los diferentes puntos de vistas".
Carmen y Rita trabajan diariamente con más de 20 niños y niñas enseñándoles mediante juegos, cantos, dramatizaciones y concursos.
Las donaciones se realizaron en 11 distritos de Lima y Callao
“Debemos ser personas al servicio de la sociedad, especialmente a favor de la población vulnerable, como son las niñas, niños y adolescentes (NNA)”
World Vision y P&G Health entregan 2 mil kits de equipos de protección a médicos que luchan contra el COVID-19 en Lima y provincias
Se estima que el 84% de los niños y niñas venezolanos reporta un severo deterioro en la economía familiar, poniendo en riesgo su bienestar, salud y educación.
“Yo era de pocos amigos, no me gustaba hablar tanto. Si estaba en desacuerdo con algo no era capaz de manifestarlo, pero gracias a ANALIT ahora me expreso sin temor. Perdí el miedo a equivocarme”.