Historias y Testimonios

Lynn, Reni y Aldo: 3 generaciones de patrocinio para la transformación

Juntos hemos impactado las vidas de más de 200 millones de niños y niñas vulnerables al abordar las causas profundas de la pobreza

Martes, 9 de julio 2019 12:29 pm
hace 2 meses
PorElena Guadalupe

Reni nació en 1979 en Indonesia, en una gran ciudad llamada Surabaya que se vio afectada por la crisis económica y la pobreza. Ella y su familia no tenían acceso a agua potable en su casa y ellos y sus vecinos extraían agua de un pozo.

El lugar era tan pobre que los niños y niñas solo podían terminar el sexto grado, luego sus familias los casaban jóvenes. Pero el papá y la mamá de Reni no querían eso para sus 6 hijos, querían que todos tuvieran la oportunidad de una educación.

El papá de Reni tenía trabajos eventuales y quedó desempleado. La familia quedó sin hogar y no tenían a dónde ir, por lo que su hermana mayor vivía con una tía y uno de los familiares de su papá cuidaba a uno de sus hermanos.

La mamá y el papá de Reni decidieron mudarse a Mataram, Lombok donde, afortunadamente, su papá pudo contactarse con una señora en el Hogar de Niños de Patmos. Su mamá trabajaba allí como cocinera y su papá pudo conseguir trabajo allí como conserje y cuidador de ganado.

Reni y sus hermanos pudieron vivir en el orfanato y asistir a la escuela allí. Cuando tenía siete años, fue patrocinada por Lyn y Norm Huett, una pareja de Tasmania. "Ser una niña patrocinada me hizo sentir que alguien se preocupaba por mí", dice Reni.

El patrocinio permitió financiar los útiles escolares, la ropa, el alojamiento, la comida y la atención médica de Reni hasta que terminó su educación básica en el orfanato. "Me centré en estudiar mucho para conseguir un buen trabajo para poder mantener a mi familia".

Las cartas que Reni recibió de sus patrocinadores de Tasmania la mantenían interesada por aprender su idioma. "Estaba realmente motivada para entender las cartas de Lyn y Norm. El inglés se convirtió en mi curso favorito en la escuela y obtuve las mejores calificaciones. Si no hubiera recibido cartas de ellos, no sé en qué me habría convertido ”.

“Norm y yo nos casamos hace más de 45 años. Una vez estaba viendo la televisión y vi un anuncio de World Vision sobre el patrocinio infantil. Nuestros hijos estaban sanos y bien cuidados, por lo que decidimos que si podíamos ayudar a alguien más, lo haríamos ", dice Lyn.

"Mis patrocinadores me hicieron sentir parte de su familia a través de sus cartas y fotos, y gracias a ellos tuve en mente que la vida no era tan mala y me mantuve como una buena niña". Reni estudió mucho y terminó la escuela, luego obtuvo un trabajo en una zona minera de Newmond y también le pagaron sus estudios.

Algún tiempo después, un extranjero que trabajaba en la mina la alentó a solicitar un trabajo en Australia, por lo que consiguió otro trabajo en minería en Mt Isa, Queensland en 2006. Al principio fue muy difícil para ella, eran personas no muy corteses como en la mina indonesa y con otra cultura, pero ella perseveró.

"Cuando me mudé a Australia, pensé que sería genial conocer a mis patrocinadores, la pareja que me ayudó a convertirme en todo lo que soy hoy, pero no sabía por dónde empezar", dice Reni. En 2013 se unió a Team World Vision para escalar el Monte Kilimanjaro en Tanzania para recaudar fondos para la niñez.

“Uno de los miembros del personal de World Vision me preguntó qué me inspiró a escalar y a recaudar fondos. Dije que durante mi infancia fui una niña patrocinada y que quiero ayudar a los niños y niñas a mejorar sus vidas. Luego, World Vision me ayudó a hacer contacto telefónico con mis patrocinadores justo antes de Navidad".

World Vision llamó a Lyn y Norm, explicando que Reni estaba viviendo en Australia y que quería conocerlos. "Lloré y Norm dijo que era el mejor regalo de Navidad que había recibido", dice Lyn. "Fue una experiencia abrumadora y especial que siempre tengo en mente", dice Reni.

Viajó a Tasmania para conocer a Lyn y Norm y personalmente les agradeció por patrocinarla. Lyn y Norm han patrocinado a cinco niños y niñas a través de World Vision durante muchos años, y conocer a una de ellos siempre había sido un sueño inalcanzable.

Reni obtuvo un diploma de postgrado en Administración de la Universidad CQ. El papá y la mamá de Reni finalmente se reunieron con Lyn y Norm por primera vez en su ceremonia de graduación universitaria en Melbourne.

Reni se ha mantenido en contacto regularmente por teléfono con Lyn y Norm. También viajó con Lyn a Indonesia, donde visitaron el orfanato donde creció Reni. "Mis patrocinadores me dieron esperanza mientras vivía allí", recuerda ella. Por eso quería devolver algo y comenzó a patrocinar niñas y niños a través de World Vision.

En 2013, Reni también realizó una caminata a Machu Picchu en Cusco, Perú con Team World Vision y tuvo la oportunidad de conocer al niño que patrocina en el país llamado Aldo, que vive en una comunidad campesina con sus padres y 7 de sus 8 hermanos y hermanas en un lugar aislado en la parte superior de la montaña.

Su papá y su mamá son agricultores y las donaciones de Reni como patrocinadora de World Vision permitieron mejorar sus instalaciones y capacitarlos en crianza de animales. La carne de oveja es un ingrediente importante en la dieta de los niños y niños de la zona para evitar la anemia y la desnutrición. "Me gustaría que Reni vuelva de nuevo algún día", dice la madre de Aldo, Eulogia.

En 2018, Reni regresó a Perú para encontrarse con Aldo (ahora 11) nuevamente, esta vez con Lyn. La casa de Aldo está a media hora de la escuela. El clima es extremadamente frío y seco y la comunidad rural está muy lejos de la ciudad, por lo que los niños y niñas son vulnerables y no tienen la oportunidad de acceder a una educación de calidad.

El patrocinio le permite a Aldo mejorar su comprensión de lectura y sus habilidades matemáticas a través de la ludobiblioteca implementada con materiales educativos lúdicos en su escuela. World Vision también ha capacitado a los docentes de Aldo en metodologías pedagógicas no convencionales centradas en la niñez para desarrollar sus habilidades.

“Me alegra ver cómo ha crecido y su progreso en la escuela, es muy bueno en matemáticas y ama las ciencias. ¡Y él es un jugador de fútbol increíble! Creo que podría convertirse en un médico para ayudar a las personas de la comunidad. Espero que pueda aprender inglés para mantenernos en contacto ", dice Reni.

"Me gusta jugar al fútbol y me gustaría jugar profesionalmente para la Selección Peruana de Fútbol. Cuando Reni viene a visitarme, jugamos fútbol juntos y ella me trae cosas interesantes para aprender, como un libro para colorear sobre los animales de Australia. Me gustaría verlos a todos ", nos dice Aldo.

“Me veo reflejada en Aldo cuando era niña, es un niño tímido. La niñez es la más vulnerable en todas partes y quiero ayudar a otros niños y niñas en una situación similar a la que tuve hace años para que salgan adelante”, comparte Reni.

Como actual coordinadora de contratos en Adelaide, Reni ha roto el ciclo de pobreza en su familia. “Soy la prueba viviente de que el patrocinio funciona. Mi familia no tenía nada y éramos muy pobres, pero gané muchas oportunidades ", dice ella.

Reni fue educada en la fe cristiana y ahora es una líder de adoración en su iglesia. Ella cree que el plan de Dios para su vida es retribuir la bendición de haber sido una niña patrocinada como la chispa que la impulsó a lograr el éxito.

“Patrocinar a un niño o niña significa formar a una persona y es una inversión en toda una comunidad. Y si los papás y mamás apoyan mejor a sus familias, los niños y niñas son libres de ir a la escuela y simplemente disfrutar de su niñez", explica Reni.   

Tags: Cusco Australia ludobiblioteca
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Evento se llevó a cabo en la provincia de Zarumilla el 13 de setiembre
A través del proyecto implementado junto a World Vision Perú desde junio de 2018 se viene beneficiando a 192 alumnos en la mejora de comprensión lectora y habilidades matemáticas.
Proyecto “Atención a la población migrante” – Tacna
Alrededor de 60 familias venezolanas se vieron beneficiadas
Columna de opinión de nuestra Directora Ejecutiva en Correo Ayacucho
Columna de opinión de nuestra Directora Ejecutiva en Correo Ayacucho
EAN estará funcionando los días martes y jueves en horario de 2:30 pm a 5:00 pm atendiendo de 25 a 30 niños por sesión
Columna de opinión de nuestra Directora Ejecutiva en Correo Ayacucho
Entrevista en vivo a Daniel Yépez a través del Facebook de Correo
Columna de opinión de nuestra Directora Ejecutiva en Correo Ayacucho