Historias y Testimonios

Sebastian (8): “Los espacios amigables me han permitido tener nuevos amigos”

Niñez migrante y vulnerable en Tumbes

Viernes, 15 de febrero 2019 3:01 pm
hace 9 meses
PorWorld Vision

Una hoja, un lápiz y muchos colores, son los recursos que necesita Sebastián para plasmar su arte. Ese talento que empezó a pulir desde los 4 años y ha traído al Perú para alegrar la vida de su familia. Ese lápiz de color que esperar pintar los pasajes más hermosos de su estancia en Tumbes y que le permita dibujar un futuro lleno de luz y esperanza en su cálida Venezuela.

“Extraño mucho a mi papá, amigos y mi familia” exclamó Sebastián, que a pesar de estar viviendo feliz en Perú, quisiera tener a toda su familia junta. Valeria, su hermana de un año, lo observa fijamente y esboza una enorme sonrisa y se acerca rápidamente para abrazarlo y sentarse juntos para ver su serie de dibujo favorita, Dragón Ball. “Me gusta mucho… Recuerdo todas las sagas… Me gustaría poder combatir a todos los villanos como Gokú”, recalca Sebastián mientras agarra un lápiz, colores y papel para empezar a plasmar su talento. No necesita verlo, tan solo sentir que pone el corazón y el alma de su querida Venezuela en cada dibujo, proyectando paz, unión y esperanza en su querido país.

El recuerdo de su tierra también le trae su sueño profesional, ser veterinario. Cada vez que ve animales, los acaricia, cuida y atiende como si fuera un miembro más de su familia. Marisol, su madre, confía en que podrá alcanzar sus metas y, a pesar del duro camino que afronta para conseguir los recursos,  logro inscribir a su pequeño hijo en la escuela, retomando su educación y buscando repetir los excelentes resultados que lo llevó a alcanzar los primeros puestos en su colegio.

Durante los primeros meses del año, Sebastián pasa un momento agradable y de recreación en los espacios amigables de la niñez de World Vision, donde puede convivir sanamente con otros niños para su desarrollo. “Me gusta venir aquí… Los espacios amigables me han permitido tener nuevos amigos… Puedo jugar fútbol con mis amigos… aquí ya tengo bastantes”, comenta Sebastián mientras se va corriendo detrás de la pelota junto a Valeria.

Pero no todo es juego y diversión, Sebastián es consciente de la realidad económica de su familia. Va a las calles junto a su mamá y su hermana a vender café y kekes. Marisol nos comenta sobre el trabajo duro y sin descanso que es parte de su rutina “Con mi pareja trabajamos de lunes a lunes, entro los dos compramos la comida. Él vende café a pesar de ser un profesional en radiología; sin embargo, no consigue un puesto de trabajo. Mis hijos van a trabajar conmigo temprano porque no tengo con quién dejarlos” nos indica mientras termina de alistar a sus hijos.   

“Yo llegué y comencé a vender con mi hija en brazos. Con un brazo la niña y con otro el termo con café. Una señora me regaló un coche y me ayudó a movilizar a mi hija. World Vision me ayudan a cuidar a mis hijos, los dejo en la iglesia y ellos pueden estar ahí hasta que termine de trabajar”, señala con voz entrecortada Marisol, sabiendo el camino difícil que enfrenta, pero con la seguridad de estar construyendo un futuro para sus hijos.

Actualmente, Venezuela es el escenario de una de las crisis humanitarias más preocupantes en la historia. Desde el 2015, más de 4 millones de venezolanos han dejado su patria en busca de mejores condiciones de vida. Niños y niñas migrantes han tenido que sufrir largas travesías para llegar a un país extraño que pueda albergarlos. Países como Colombia, Ecuador, Brasil y Perú han abierto sus puertas para atender y recibir millones de venezolanos implementando diferentes acciones de emergencia para su seguridad, alimentación, educación y medios de vida a las personas afectadas.

Marisol llegó a nuestros Espacios Amigables donde lograron desarrollar una restauración emocional y compartir con otras familias migrantes y peruanas. En este proyecto, World Vision implementó dichos espacios para desarrollar diferentes actividades lúdicas donde los niños puedan restablecer la valoración de su confianza, autoestima y seguridad, y donde más familias como la de Sebastián encuentren el apoyo que necesitan para poder rehacer sus vidas y comenzar una nueva etapa.

Tags: Sebastian, Venezuela Migración Tumbes Espacios Amigables World Vision
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Diario Correo
Taller de capacitación para la reducción de la discriminación
Diario Correo
Diario Correo
Diario Correo
Diario Correo