Historias y Testimonios

“Si las niñas y niños están felices, se dedican de lleno al estudio”

La profesora Nancy resalta la importancia de los talleres de crianza con ternura dirigido a las madres y padres para erradicar la violencia infantil.

Sábado, 27 de noviembre 2021 8:08 pm
hace 2 meses
PorWorld Vision en Perú

Nancy recuerda la primera vez que llegó al colegio rural de la región Cusco donde trabaja como profesora y directora. Los padres se sintieron incómodos de que una mujer se haga cargo de la dirección. Pasó el tiempo y gracias al trabajo que realizó con sus alumnos hizo que cambien de opinión y le brinden su confianza.

“Los padres decían que los niños debían continuar con sus estudios de secundaria y las niñas no porque formarían sus familias. Es una forma de violencia hacia la mujer, es desigualdad de género, pero ahora piensan distinto. Reconocen que las niñas tienen las mismas capacidades y a veces hasta superan a los varones”, precisa.

La maestra de educación primaria destaca que gracias a los talleres de crianza con ternura, que promueve World Vision Perú, las madres y padres han cambiado su forma de pensar y el trato que tienen con sus hijas e hijos. “Son más cariñosos y comparten tiempo juntos para jugar o hacer otras actividades”, indica.

Por ello, se suma a la campaña “Yo no crío con violencia, yo lo hago con ternura” de World Vision Perú, que busca erradicar todo tipo de violencia infantil como el castigo físico y humillante, que son usados de manera errónea para educar y corregir. “Si las niñas y niños están felices, se dedican de lleno al estudio”, manifiesta.

Nancy también confiesa que siempre ha tenido una buena relación con sus dos hijas (18 y 11 años), pero los talleres de crianza con ternura le han servido para mejorar la comunicación que tiene con ellas. Sabe la importancia de escucharlas, tenerles paciencia y entender su comportamiento de adolescentes.

“Con mi esposo siempre les damos mucho cariño a mis hijas, pero los talleres me han enseñado a controlar mis emociones porque a veces como adultos perdemos la paciencia. Trato de escucharlas y entenderlas porque las amo”, comenta tras indicar que está feliz de haber vuelto a las clases semipresenciales.

“Los alumnos están felices de haber vuelto a clases, están con muchas ganas de aprender. Por un año y medio estuvieron con clases remotas y tuvieron que superar muchas dificultades como la falta de equipos y conectividad, pero desde julio pasado pueden interactuar entre ellos y conmigo”, señala con mucha felicidad.

La profesora Nancy reconoce la importancia de la crianza con el enfoque de ternura, que se basa en el cariño y la comprensión. De esta manera, sabe que los alumnos pueden mejorar su desempeño escolar. Todo está en las manos de las madres y padres para que sus hijas e hijos tengan mejores oportunidades en la vida.

Tags: educación World Vision Perú Crianza con ternura clases presenciales
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en el 2021 se atendieron 52 mil casos de violencia infantil en el país.
Los alumnos deben recuperar los aprendizajes que no asimilaron con las clases remotas. Se estima que 750 mil no estudiaron o estuvieron en riesgo de ello.
World Vision Perú y la Municipalidad Distrital de Usquil realizaron capacitaciones para su cultivo y prevención de plagas.
Emilin junto a otras niñas, niños y adolescentes inició la recuperación de aprendizajes que no pudo asimilar con las clases remotas en 2021.
Podrán recuperar su calidad de vida, pues accederán a la educación, el juego y la salud.
Se benefició a 35 mil estudiantes con diferentes recursos pedagógicos que complementan la estrategia Aprendo en Casa.
Madres, padres y cuidadores les deben dar tranquilidad e información sobre los beneficios de protección que les dará la vacuna a ellos y sus familias
Se benefició a 41 mil escolares a través de la entrega de cuadernos de trabajo, kits educativos, tablets, entre otras acciones a favor de la educación.
Alumnos de colegios urbanos y rurales volverán a las aulas tras dos años de educación remota.
Se debe fomentar que hablen del tema para saber cuáles son sus temores y darles apoyo emocional para que superen las pérdidas de sus familiares.