Historias y Testimonios

Una oportunidad de aprendizaje para Johncito

Promovemos la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes por la inclusión en salud y educación de las personas con discapacidad

Lunes, 10 de diciembre 2018 3:42 pm
hace 2 años
PorWorld Vision en Perú

John (8) es el segundo hijo de la señora Bernardina, que también es mamá de Wilmer (10) y Anayelli (3). Ellos viven en las alturas de Cusco, camino a uno de los nevados más altos del Perú. En la actualidad John está en primer grado y asiste a la escuela con mucha alegría, aunque hasta hace algunos meses ello no era una opción para su familia.

Cuando John era pequeño la señora Bernardina vio con preocupación que no hablaba ni balbuceaba, por lo que lo llevó a la posta médica de su comunidad para que una revisión médica. Fue así que cuando tenía un año los doctores le dijeron que tenía “frenillo y que era normal que no hable hasta que cumpla los 5 años.  

Pasó el tiempo y John no aprendía a hablar. Fue entonces que la mamá del niño lo llevó a la Clínica San Juan de Dios, donde pudo realizar terapia del lenguaje durante un año. Luego de eso la señora Bernardina se separó del padre de John, lo que impidió que su hijo pudiera continuar con su terapia por motivos económicos.

Para protegerlo y por miedo a que los demás niños se burlen de su condición, la señora Bernardina decidió que era mejor que John no salga de casa ni vaya a la escuela. John aprendió a comunicarse a través de señas y cuando veía a su hermano Wilmer ir a estudiar, le decía a su mamá que también quería ir a la escuela.

Gracias a sus acciones de monitoreo comunitario en la zona, World Vision Perú detectó la situación irregular de John fuera del sistema escolar. La señora Bernardina tenía la intención de enviar a John a una institución de educación especial, pero el personal de World Vision Perú le explicó que la discapacidad de John no es intelectual sino física.

El personal de World Vision Perú orientó a la señora Bernardina para que logre matricular a John en la institución educativa de la zona y pueda comprender que el acceso a la educación es un derecho de su hijo. Gracias a la habilidad de John para comunicarse por señas, él puede pedir lo que necesita y dar aviso si tiene algún problema en la escuela.

John disfruta mucho las clases de educación física porque le permiten jugar futbol, uno de sus juegos preferidos. Sus cursos favoritos son comunicación y arte: le gusta pintar y escribir, aunque lo hace con dificultad y poco a poco está mejorando. Cuando le preguntan a John que quiere ser de grande, él señala su camión de juguete.

La relación de John con sus hermanos es buena: Wilmer le ayuda a vestirse porque John tiene dificultades con el movimiento de una de sus manos y Anayelli es muy atenta y cariñosa con él. “World Vision Perú ayuda a los niños y niñas que pasan por un mal momento, hacen reflexionar a sus padres y madres y los apoyan”, dice su mamá.

Necesitamos eliminar las barreras en el acceso a educación de las niñas, niños y adolescentes con discapacidad. World Vision Perú trabaja desde el enfoque de inclusión, que reconoce a la diversidad como valor para el desarrollo de todos al educarse juntos creando comunidades de acogida al margen de sus naturales diferencias.

Tags: Cusco discapacidad salud inclusión educación
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
Se presenta resultado de encuesta, realizada en todo el país, con opiniones y preocupaciones de más de 11,000 niñas, niños y adolescentes.
Se les dio subvenciones económicas y microcréditos para colegiarse y reinsertarse en el mercado laboral formal para el bienestar de sus familias.
La profesora Nancy resalta la importancia de los talleres de crianza con ternura dirigido a las madres y padres para erradicar la violencia infantil.
Lineth, lideresa de la Red ANALIT, se suma a la campaña “Yo no crío con violencia, yo lo hago con ternura” para erradicar todo tipo de abuso infantil.
Todos debemos promover el derecho a una crianza con ternura en el marco del Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.
Elva tiene dos hijas en edad escolar y confiesa que se da tiempo para jugar con ellas en sus ratos libres. Les lee cuentos antes de que se vayan a dormir.
Solo en el 2021 se reportaron más de 38 mil denuncias por violencia infantil. “Yo no crío con violencia, yo lo hago con ternura” busca generar conciencia y promover la crianza con ternura como alternativa positiva frente a este problema
Lucero recibió un capital semilla del taller Youth Ready para la venta de ropa en las ferias de Ayacucho y las redes sociales.
Jairin llegó al Perú con sus cinco hijos en 2020 y está agradecida por el apoyo económico que recibió para alimentar a su familia.
Angely está en segundo año de secundaria y se siente orgullosa de ser una lideresa juvenil de la Red ANALIT