Héroes anónimos

Yannela

"Como voluntarios, nosotros aportamos de manera importante en la vida de los niños,  ya que en un futuro ellos podrán tener recuerdos felices de su infancia. Entonces serán mejores ciudadanos en un futuro”.

Viernes, 11 de septiembre 2020 3:03 pm
hace 7 meses
PorWorld Vision en Perú

Desde su época universitaria, Yannela dividía su tiempo entre sus clases y el voluntariado. Por ello, terminó estudiando ingeniería ambiental, para contribuir en darle solución a las problemáticas que aquejan a los más vulnerables de su comunidad.

“Mientras pasaban los ciclos de estudio empecé a interesarme no solo en el medio ambiente, sino también en los seres que vivimos en él. Por ello, en los voluntariados que participé encontré la forma de aportar con mi granito de arena”.

Es por eso que Yannela decidió hacer labor social para ayudar siempre a quienes más lo necesitan. “Hace más de un año encontré una convocatoria de World Vision y comencé a conocer más de cerca el mundo de las niñas y niños, la idea me gustó tanto que decidí continuar”, recuerda Yannela.

El haber pertenecido a la familia de World Vision le permitió realizar acciones en favor de niños y adolescentes, y ser consciente de la importancia de brindarles momentos donde puedan disfrutar de esta linda etapa, olvidando sus problemas y que solamente tengan como única responsabilidad ser ellos mismos, divertirse, jugar y aprender.

“El día a día de los Espacios Amigables de la Niñez fue un aprendizaje constante. Reforzábamos los saberes de los niños y le inculcábamos valores. Creo que todos tuvieron momentos donde pudieron ser felices, y esos recuerdos van a quedar por siempre. Como voluntarios, nosotros aportamos de manera importante en la vida de los niños,  ya que en un futuro ellos podrán tener recuerdos felices de su infancia. Entonces serán mejores ciudadanos en un futuro”, afirma Yannela.

Cada día que pasaba en el voluntariado, los niños le dejaban grandes lecciones a Yannela; una de las principales fue que el cariño que pueden llegar a entregar pues te lo agradecen con un amor inmenso. Por ello, más que cualquier clase, taller o capacitación, las niñas, niños y adolescentes fueron sus mejores maestros.

“Lo mejor que me llevo es lo que me enseñaron los niños; muchos pasaban por situaciones difíciles, algunos no iban a la escuela y ayudaban a sus padres para poder sobrevivir, los niños migrantes a veces no tenían un lugar para dormir, otros sufrían traumas luego de desastres naturales. Pero a pesar de todo ello, mostraban una fortaleza inmensa y la esperanza de que todo sería mejor en el futuro".

#HeroínasAnónimas como Yannela, han aprendido mucho más de lo que esperaban en cada acción comprometida y solidaria que realizan. Gracias a ello, han podido ver lo que realmente importa en la vida. “Ahora valoro mucho más lo que tengo y agradezco lo que Dios me brinda día a día”.  Por ello, Yannela planea seguir ayudando a cada niño vulnerable que la vida le ponga en el camino.

Tags: niñez voluntariado héroes anónimos
leer comentarios
Redes sociales
Más leídas
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
 
5 MIL ESTUDIANTES DEL CUSCO SE BENEFICIAN
Se donó más de 100 kits de víveres e higiene para apoyar a la comunidad del asentamiento humano Villa Las Casuarinas del distrito de Villa María del Triunfo.
La cantante peruana colabora con Luis Baca, Gonzalo Calmet, Samanez y Laura Arroyo en tema que forma parte de campaña social.
De la mano con la ONG World Vision Perú, este grupo de artistas alza la voz por todas aquellas niñas, niños y adolescentes que se ven obligados a callar la violencia que sufren en sus hogares
Yudelvis nunca perdió de vista su objetivo y gracias al proyecto de certificación a médicos migrantes de World Vision Perú y USAID, logró aprobar el Examen Nacional de Medicina y colegiarse
El reto promoverá la protección de los niños y niñas más vulnerables de la región
"Creo firmemente que una familia y una comunidad en bienestar podrá formar niñas y niños saludables y empoderados”
"Como voluntarios, nosotros aportamos de manera importante en la vida de los niños,  ya que en un futuro ellos podrán tener recuerdos felices de su infancia. Entonces serán mejores ciudadanos en un futuro”.
“Al estar en contacto con mi comunidad encontré la pasión por trabajar con niñas, niños y adolescentes. En ellos encontré un amor y ternura inexplicables”.
ONG urge acción decisiva para frenar empobrecimiento de toda una generación